Gulliver Valencia

Setenta metros de toboganes, rampas, escaleras y mucha diversión constituyen a la gran atracción del muñeco Gulliver situado en pleno Jardín del Turia. La escultura representa el momento en el que el protagonista de “Los viajes de Gulliver”, novela escrita por Jonathan Swift en 1726, llega al desconocido país de Lilliput. Allí, los pequeños liliputienses, que miden menos de 15 cm y son doce veces menor que Gulliver, lo han capturado con cuerdas hasta dejarlo inmóvil. La atracción está hecha a escala de forma que aquel que la visita parece uno de los liliputienses paseando por su cuerpo.

El Ayuntamiento de Valencia mandó construir la atracción en 1990 y los encargados de llevarla a cabo fueron el artista fallero Manolo Martín y el arquitecto Rafael Rivera gracias a un diseño de Sento Llobell. Para acceder a la atracción, que se encuentra muy cerca de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, hay que pasar a través del Puente del Ángel Custodio y se puede visitar de lunes a domingo de 10 a 20 de forma gratuita.

Asimismo, está rodeado de la vegetación propia de los jardines del antiguo cauce y hay multitud de juegos para los más pequeños, pistas de minigolf, lugares específicos para practicar con el monopatín, así como bares y cafeterías.